Desde la Residencia Nuestra Señora del Puig, queremos haceros partícipes de las cartas de afecto y reconocimiento que nos vayan llegando de algunos de nuestros clientes.

Hemos decidido hacer públicas estas cartas porque queremos que nos conozcáis un poco mejor y así facilitar a todas aquellas personas que están buscando un centro residencial su correcta elección basándose en experiencias y  opiniones de otros usuarios y o familiares.

Queremos mostraros algunas de estas cartas, para dar a conocer nuestra labor en la residencia  y  mostraros las opiniones y muestras de afecto de nuestros clientes y sus familiares hacia nosotros.

Estos escritos que han llegado sin ningún tipo de petición por nuestra parte, nos hacen sentirnos orgullosos por la labor que desempeñamos día a día en nuestro centro residencial.

Siempre es una satisfacción ser reconocidos por nuestros usuarios y saber  de viva voz, o bien por las encuestas de satisfacción que realizamos anualmente  o por cualquier otro medio, que el  trabajo que realizamos está bien hecho. Estas muestras de afecto nos ayudan y motivan para seguir trabajando por este camino.

Y es que, en la residencia somos una gran familia, esta es nuestra forma de ver a nuestros usuarios y los tratamos de una forma cercana, distendida y en un ambiente de confianza, ya que ellos son la parte más importante de esta gran familia.

También queremos aprovechar la ocasión para agradecer a nuestros clientes y sus familias la confianza depositada en nosotros.

Esta labor no seria posible sin nuestro gran equipo de trabajo, personas que muchas veces se implican mas allá del lo que su puesto de trabajo les exige.

Y sobre todo antes de terminar esta sección DAR LAS GRACIAS A NUESTROS TRABAJADORES. Sin ellos y sus muestras de cariño, profesionalidad e implicación no seria posible realiza nuestra labor de forma correcta. Ellos son quienes mueven  y  ponen corazón y alma a la residencia. Por que sin ellos no seriamos otra cosa que una institución fría y desangelada.